Publicidad
Publicidad

Opinión

Los niños enterrados en el jardín de la Maternidad de la Almudena, Peña Grande
Opinión - 01 de mayo de 2017
Escrito por Consuelo G. del Cid Guerra
 

María de los Ángeles Martínez quedó huérfana de padre cuando tenía dos años. Ingresó en régimen de internado en el Colegio de Huérfanos Ferroviarios, puesto que su progenitor trabajaba en la RENFE y falleció en un accidente. Pasó primero por el centro de Torremolinos y más tarde al de Alicante.


La memoria de Peña Grande
Opinión - 25 de abril de 2017
Escrito por Consuelo G. del Cid Guerra
 

"Hemos tenido un hijo y nos lo han quitado, venimos de Peña Grande". Eran dos adolescentes. Lloraban, se apretaban los pechos y caminaban con las piernas muy abiertas debido a la hemorragia post parto.

 


La historia oficial de la niña robada en la clínica Dexeus
Opinión - 16 de abril de 2017
Escrito por Consuelo G. del Cid Guerra
 

Su nombre es Clara Alfonsa Reinoso Cervilla, aunque -lamentablemente- es conocida como "la madre de la niña robada en la Clínica Dexeus de Barcelona".


La cruzada de Peñagrande
Opinión - 08 de abril de 2017
Escrito por Consuelo G. del Cid Guerra
 

Se llamó Maternidad de la Almudena y a partir de ese nombre se cuestionaba poco. Solo los vecinos del lugar sabían que se trataba de un reformatorio para madres solteras situado en el barrio de Peñagrande, Madrid.


El Foca y Peña Grande
Opinión - 25 de marzo de 2017
Escrito por Consuelo G. del Cid Guerra
 

El 3 de diciembre de 1983, el nombre de Julio González Pedrera aparece en las noticias de El País, enmarcado en una crónica de sucesos. Ese es todo su rastro. Hasta hoy, cualquiera que busque información al respecto, sólo encontrará la muerte de Julio enmarcada en una colisión que tuvo lugar en el centro de Madrid. Como en aquellas antiguas películas españolas de los 80, los perros callejeros de José Antonio de la Loma, que eran de carne y hueso.


Fue un accidente
Opinión - 21 de marzo de 2017
Escrito por Consuelo G. del Cid Guerra
 

Hasta no hace tantos años, las mujeres teníamos que acudir a comisaría con la tripa abierta y un ojo colgando para que los malos tratos se admitieran como tales. Los psicológicos no se contemplaban ni por asomo.


Martirio del Settecento
Opinión - 26 de enero de 2017
Escrito por Consuelo G. del Cid Guerra
 

Todas mis amigas son muy inteligentes. Todas, sin excepción. Rebeldes, locas, auténticas, bohemias, radicales, apasionadas... íntegras por sí mismas.



El destape real de la transición
Opinión - 21 de enero de 2017
Escrito por Cordelia Colby
 

¿Por qué ahora?. Esa es la pregunta del millón, cifra escasa y pequeña comparada con los doce mil de las antiguas pesetas que -según cuentan- pedía Bárbara Rey a cambio de su real silencio.


¿Qué pasa contigo, tío?
Opinión - 15 de enero de 2017
Escrito por Consuelo G. del Cid Guerra
 

Los vagabundos de la idea, mensualmente asistidos, no se la juegan por nada ni por nadie. Escriben a tiro fijo y están siempre cubiertos.

 


Del Patronato de Protección a la Mujer y Mariano Rajoy Brey
Opinión - 26 de noviembre de 2016
Escrito por Consuelo G. del Cid Guerra
 

El Patronato de Protección a la Mujer, la GESTAPO española que encerró menores hasta 1985 en reformatorios disfrazados de "conventos" sin haber cometido delito alguno.

 

 

La Veneno
Opinión - 22 de noviembre de 2016
Escrito por Cordelia Colby
 

Yo quiero pensar que Cristina Ortiz "La Veneno", está en ese otro mundo follando con Pepe Ocaña, y que allí, lejos del mundanal ruído, son y serán rabiosamente felices por los siglos de los siglos, con o sin su Amén.


María José Abeng
Opinión - 15 de septiembre de 2016
Escrito por Consuelo G. del Cid Guerra
 

Un juicio Salomónico en el que la administración yerra de forma tan cruenta como deshumanizada, cargando a todas las partes en busca de una razón que -como casi siempre- no contempla el clima moral del asunto.


María Calazza, ante todo, madre
Opinión - 19 de agosto de 2016
Escrito por Consuelo G. del Cid Guerra
 

Nació en un entorno socialmente privilegiado, aunque todo estaba mal. No siempre la desestructura alimenta el infortunio. Nadie sabe por qué extraño agujero negro se cuela ese patrón (tan confuso como oculto) de los desastres familiares.


Los niños de los servicios sociales
Opinión - 07 de agosto de 2016
Escrito por Consuelo G. del Cid Guerra
 

A diferencia de los niños robados del franquismo, que desaparecían en manos de médicos, monjas, comadronas y demás (en ocasiones sin dejar rastro) nos encontramos actualmente con el robo legalizado de niños en manos de los servicios sociales y sus entidades derivadas.


El portal de Belén de los Servicios Sociales
Opinión - 31 de julio de 2016
Escrito por Consuelo G. del Cid Guerra
 

No está en mi ánimo barbarizar sobre historia alguna, excepto en el caso de quienes lo hacen con lo más sagrado: Servicios sociales y todas sus entidades derivadas. La turba de madres afectadas avanza con los días. Se están organizando.


De la identidad oculta y los Servicios Sociales
Opinión - 24 de julio de 2016
Escrito por Consuelo G. del Cid Guerra
 

Si hay gente que se suicida por perder la vivienda ¿qué se espera que haga una madre a la que los servicios sociales le quitan a su hijo?...


¿Los hijos del estado?
Opinión - 06 de julio de 2016
Escrito por Consuelo G. del Cid Guerra
 

No son sus hijos. Son los hijos e hijas de las madres a las que el Estado arrebata con argumentos que convierten en sostenibles siguiendo un protocolo de actuación mercenario donde impera el viejo método, ahora modernizado: Es legal.


Llámame Paula
Opinión - 04 de julio de 2016
Escrito por Consuelo G. del Cid Guerra
 

"El verano en el que mi madre murió dejé de llamarme Pablo. Yo solo tenía ocho años y, quizá, debido al dolor de esa enorme pérdida, decidí que quería dejar de mentirle al mundo". Así empieza "Llámame Paula", la última obra de Concepción Rodríguez Gasch, pubicada por Edicions Bellaterra.


DGAIA, un gran negocio encubierto
Opinión - 27 de junio de 2016
Escrito por Consuelo G. del Cid Guerra
 

María Rosa tiene cuarenta y un años. Tomó la decisión de separarse del padre de su hijo por serios problemas mentales, además de drogas y alcohol. Se marchó de casa con su niño de dieciseis meses. Su entonces pareja, acababa de acoger un adolescente de trece años a través de una Asociación alemana llamada REE que paga mensualmente hasta casi dos mil euros por menor en acogida.


Las terrazas del silencio
Opinión - 19 de junio de 2016
Escrito por Cordelia Colby
 

Cae un chaparrón social tremebundo y saltan los pijos, que acostumbran a pasar de largo ante lo importante, para vociferar contra Ada Colau (perra, hija de puta, etc) que ha prohibido la música en las terrazas del Puerto Olímpico de Barcelona.