Publicidad
Publicidad
Bernardo Vázquez: VES
Cultura - 30 de agosto de 2017
Escrito por Consuelo G. del Cid Guerra
 

Bernardo Vázquez, miembro y heredero de una gran saga de artistas.

Por parte de madre, nada menos que el célebre Manuel Torre, un auténtico referente del flamenco actual. Quizá por eso empezó a cantar cuando tenía ocho años, creando estilo, pose y arranque.

Ha grabado nueve discos: El primero, "Deseo azul" (1997), siendo todavía un adolescente.Llegó a vender más de 200.000 copias y cuenta con dos discos de platino.

Cultiva y cautiva esa voz ronca que rompe el escenario, en ocasiones con un cierto aire italiano/andaluz que mezcla con verdadera maestría. Torea su propio estribillo mientras baja los párpados.

-Mi género musical nace tras actuar cantando flamenco en una sala de Sevilla. Me proponen hacer un disco de tecnorumba, aunque yo le dí un aire mucho más aflamencao.

-¿Por qué no te gusta la palabra flamenquito?

-Empequeñece el flamenco. Nunca me he sentido identificado con esa palabra.

Directo al corazón fue un éxito rotundo, y con él se bautizó su arte, actuando por todo el país ante más de tres mil personas. No hubo promoción, el nombre de Bernardo Vázquez iba de boca en boca produciendo un efecto boomerang que llenaba las salas. Sus canciones calaron entre los jóvenes.

-Supongo que buscaban algo diferente y se encontraron con ese disco. No era mi estilo musical, pero le debo mucho a esa obra, porque de ahí nació un Bernardo Vázquez hasta enconces desconocido. Poco a poco fui adaptándome hasta encontrar mi propio género. Han pasado veinte años y ocho discos, que se dice pronto.

Ha actuado en muchísimos escenarios y países. Portugal, Cuba, Zimbabwe...y dice conformarse con llegar al corazón del público.

-Quiero transmitir sentimientos, lo que siento al cantar, porque soy feliz cantando y me gusta compartir esa felicidad tan grande.

Se ha criado junto a maestros como Camarón, Lole y Manuel, Pata negra, la familia Montoya, Bernarda y Fernanda de Utrera...dice admirar a muchos artistas, desde Michael Jackson a Manolo Caracol o Whitney Houston. Empapado de arte desde que aterrizó en el mundo y amante de su Sevilla. Muchos de sus temas los ha compuesto él mismo. Incluso uno de ellos "La goma" formó parte de la banda sonora de la película "El Niño", dirigida por Daniel Monzón.

Bernardo Vázquez es la historia de una voluntad. Desde sus inicios ha luchado por conseguir sus metas musicales,

-Me han puesto muchos palos en la rueda, no te voy a mentir. En momentos determinados incluso llegué a pensar en tirar la toalla, por ello algunos discos se llevan cuatro o cinco años de diferencia.

Las compañías discográficas tienen todas el mismo lema creado: Este vende sin promoción. Pero el público sabio quiere y aplaude a Bernardo Vázquez después de veinte años de trabajo, porque ha seguido sin tregua pese a todos los obstáculos de la industria. Lo lleva dentro. Bernardo es arte. Más de un millón de copias vendidas, hecho a sí mismo y amante de la música.

"Ves" es el temazo que presenta. El primer eslabón de un disco que le saldrá redondo, no sólo por su forma habitual, sino por el coraje de un luchador nato que con sus ojos felinos -muy Vázquez- nos embruja al mirar y nos atrapa el oído desde el primer segundo.