Publicidad
Publicidad
Una estrella naciente en el horizonte político : Guido Westerwelle
Internacional - 13 de marzo de 2009
Escrito por Andreas Kuska
 

A nivel internacional prácticamente nadie conoce a Guido Westerwelle , el presidente de partido liberal alemán (FDP).

Muy probablemente será el próximo ministro de asuntos exteriores del pais ya que se prevé una victoria abrumada de su minúsculo partido en las elecciones de setiembre de este año. El FDP siempre ha sido el partido de la pequeña burguesía alemana ; profesionales libres, intelectuales de derechas, pequeños empresarios.

Westerwelle , de tendencia homosexual (por la cual sus adversarios - que no son pocos - le suelen llamar “Schwesterwelle” en alusión a la palabra “Schwester “= hermana ) aboga por una política económica ultraliberal. Actualmente en las encuestas, el FDP consigue un 17 % lo que sería duplicar practicamente los votos con respeto a las últimas elecciones federales del 2005.

En la anterior campaña electoral , Westerwelle hizo el ridículo al viajar en un tren especial por el país - por todas partes ponía en único eslogan electoral del partido : “18%”. Lámparas con el 18%, la suelo del zapato de Westerwelle con el 18%, gorras con el 18%, camisetas con el 18%., corbatas con el 18%.

El resultado final fue :9,8 %! Westerwelle era el hazmerreír de la nación ¡

¿Es muy popular el FDP ahora ¿ No. Simplemente, la mayoría del electorado conservador no está de acuerdo con la política – teóricamente de izquierdas -de Angela Merkel. Al gobernar en coalición con los socialdemócratas Merkel ha introducido elementos excesivamente progres para los conservadores de su partido. En la crisis, Merkel parece indecisa, vacilona, sin determinación. Y sobre todo siempre pendiente de su socio parlamentario : el SPD.

La nueva coalición que previsiblemente nacerá tras las próximas elecciones será de la CDU con el FPD. Las promesas electorales de Westerwelle son las clásicas recetas de la derecha : bajar impuestos, abolir parcialmente el estado del bienestar (7.2 millones de alemanes viven de la asistencia social ) y reformar el estado dando mayor protagonismo a las empresas .

El FPD ya estaba en el poder desde 1949 hasta 1998 (sic!) gobernando con diferentes socios. La coalición de socialdemócratas con verdes les dejó fuera del gobierno entre 1998 y 2005. En la “gran coalición “actual tampoco tenia cabida. El estado alemán , siempre proclive a regalos electorales, tiene una “industria social” extrema : una familia en paro con 2 hijos cobra de carácter vitalicio casi 2000 € netos al mes lo que es superior a muchas rentas bajas de personas trabajando . Con Westerwelle se prevé un giro radical. Hacia un estado más delgado, hacia el libre despido (que funciona con excelentes resultados en Dinamarca) y a favor de las rentas altas.

En materia europeo y en política internacional , no obstante, el perfil de Alemania no sufrirá grandes cambios ; quizás el país podría conseguir por fin la anhelado sede permanente en el consejo de seguridad - conjuntamente con Japón - lo que sería muy positivo para el buen funcionamiento de Organización de las Nacionales Unidas.