Publicidad
Publicidad
España y la banca
Economía - 21 de junio de 2010
Escrito por Consuelo G. del Cid Guerra
 
Mientras los profesionales de la usura legal se permiten aplicar intereses salvajes como 25€ por 18 céntimos de euro al descubierto, continuamos confiando nuestros ingresos y pertenecemos (sin grandes cuestiones al respecto) al monto del montón -no montoneros- que traga el capital sistemática-Mente en brazos de bancos y cajas. Cuarenta céntimos de euro por enviar un mensaje al móvil del receptor cuando se hace una transferencia on line, por ejemplo. Dos y tres euros en concepto de "correspondencia", es decir, por enviarnos cartas con los extractos de cuenta. Suma y sigue. No los sumamos, pero sí seguimos como borregos este sobado sistema de atraco con banda organizada que se aposenta en brazos de la ley para dejarnos completamente indefensos. La morosidad aumenta a pasos agigantados y con ella los brutales beneficios de la banca. ¿Cómo se entiende que en plena crisis la banca siempre gane?...muy simple: Es un póker institucionalizado, un juego de azar con un par de narices que nos deja con dos palmos de idem un siglo tras otro. Y aquí no pasa nada. Y no pasa porque no queremos. "Sí, podemos", es la frase del gran Obama y la del antisistema catalán Enric Durán. Jaleamos al primero adocenados en el éxito multitudinario de un presidente negro al que nada más llegar conceden el Nobel porque el buen hacer se le supone, como en la mili. Y metimos en la cárcel al segundo, Enric Durán, porque tuvo los cojones de demostrar cómo se podía -hasta hace cuatro días- engañar al sistema y vivir sin dinero. Los medios de comunicación le dieron muy poquita cancha, la justa para que la inmensa mayoría de la población lo tache de estafador y -como mucho- acudir al refrán de marras: "Quien roba a un ladrón, tiene cien años de perdón".
Este gran ejército de idiotas adocenados que asume la mayoría con una facilidad sorprendente, no se ha detenido siquiera a contemplar los nuevos modelos de banca ética, que se denomina como tal porque lo son: Eticos. No cobran comisiones. No se promocionan con grandes anuncios publicitarios.
"La codicia y el objetivo de maximizar beneficios no funcionan como motores de la actividad financiera", afirma Peter Blom, presidente del comité ejecutivo de Triodos Bank. Los políticos han manifestado muy poco interés en estos nuevos modelos de banca ética y sostenible. Triodos ha conseguido en 2009 más de 50 mil clientes. Su objetivo es ampliar la cartera de préstamos durante 2010 : "Mayor financiación, mayor impacto positivo".
El interés real debe partir de nosotros mismos. Apostar por un nuevo modelo de banca transparente es apostar por nuestra economía. Somos personas físicas con domicilios particulares. Podemos, por tanto, dar una patada a los usureros legales de siempre para apostar por un sistema distinto.