Publicidad
Publicidad
Dennis Hopper no muere
Economía - 22 de enero de 2010
Escrito por Consuelo G. del Cid Guerra
 

Es una bestia. La verdadera referencia del monstruo con motivos personales.

No hay lugar donde ponerle puesto que siempre ha estado fuera. Del tiempo, las cosas, asuntos, compromisos, excesos, conclusiones, revelaciones y resurrección.

No es que vaya a morirse, es que se larga. Y antes de que su gallo cante atiende lo terrenal : Ha solicitado el divorcio desde el hospital “in articulo mortis” para limitar la herencia de su esposa una vez muerto. Un verdadero rebelde al que le queda –según vaticinios médicos- poco menos de un mes.

Legendario, descarado y gigante, tan grande como el titulo de la famosa película, tan desequilibrado como sus papeles. Encontrado y perdido, un hombre imprescindible para las más grandes ocasiones.

Su agonía es una afrenta presente. Actor, director, fotógrafo y pintor con alma de lujo. Callejero y casero, libre y dependiente.

Vivo entre los vivos , prohibido y prohibitivo. Se ha dado mucha caña y no descansa en paz como corresponde –supuestamente- a los enfermos terminales, porque no tiene intención de terminar hasta que se le salga la cerveza por las venas, a chorro, con los ojos en blanco pero jamás hundidos.

Esta ajustando cuentas para que le salgan sus números, fuerte hasta el último suspiro antes de ser recuerdo y buscando su destino (Easy Rider).

Le espera James Dean en un deportivo rojo. El duelo no se dará por despedido excepto para los titanes al limite de la realidad. Reyes del abismo y mitos por excelencia , mal ejemplo a seguir, seguir, seguir…

Un gran corte de mangas del infierno a Texas, la ley de su calle, el amigo americano, valor de ley, amor a quemarropa…toda una vida estaría contigo, no me importa en que forma, ni donde ni cuando, pero junto a ti …Por eso me niego a tener palabras después del abismo, porque siempre te he acompañado en el sentimiento y no me interesa tu funeral ni los homenajes póstumos. Tras tus negras comedias no es el lecho de muerte, simplemente envoltorio para ir mas allá, camino de lo eterno, sobre más de ciento catorce películas cuya ficción me cuestiono por no haberte conocido.

Aspira, inspira, déjate llevar. Eso esta hecho …