Publicidad
Publicidad
10 Famosos que muestran que comer carne no es necesario
Cultura - 17 de agosto de 2014
Escrito por Pere Borràs
 

Desde que "es necesario" hasta que "los animales están para eso", pasando por "me gusta demasiado", son muchos los argumentos que se presentan para defender el consumo de productos animales. No solamente en la dieta, sino también en la ropa, productos de higiene y de decoración.

Luego están las personas que afirman que "no es necesario", que "los animales existen por sus propias razones" y que "aunque me gusta, está mal"; de ahí vienen los vegetarianos y, en su forma más estricta, los veganos.

Pero... ¿Quién tiene razón? Se ha escrito largo y tendido sobre ello y se han "demostrado", como sucede normalmente con posturas tan enfrontadas y tan extendidas, los argumentos de uno y otro lado. El problema de fondo, está claro, encuentra su raíz en los derechos de los animales. Es el eterno debate sobre el bien y el mal. Aunque la mayoría de la gente está dispuesta a aceptar que aquellos actos que producen sufrimiento en los animales son moralmente reprochables, también lo está a aceptar argumentos que justifican su explotación. Más allá de las palabras, los hechos sirven, por lo general, para zanjar asuntos tan espinosos.

Es cierto que los famosos no deberían ser necesariamente ejemplos a seguir en aquello que sea ajeno a su profesión o a lo que los ha hecho famosos. También es cierto que, por el hecho de ser famosos, son más conocidos y sirven de referencia.

En este artículo no voy a repetir todas las razones que desmontan los argumentos en favor de la explotación animal, pero sí voy a servir unos ejemplos que, como he dicho, más allá de las palabras, cuestionan una de las principales excusas que se esgrimen para el consumo de carne: el famoso "Es necesario".

A continuación, una lista de personas que probablemente conozcas y que, siendo veganas, se mantienen (o mantuvieron) en perfecta forma física y mental, demostrando que no es cierto eso de que comer carne es necesario. ¿Necesario para qué? No para vivir ni para estar bien, desde luego.


 

Joaquin Phoenix

En su última película, "Her", Joaquín interpreta a un escritor de cartas personales en un futuro en el que los sistemas operativos son tan inteligentes que desarrollan una personalidad propia haciendo que, en ocasiones, como le pasa al protagonista que interpreta nuestro vegano actor, sus usuarios se enamoren de ellos.

Aunque no la hayas visto, posiblemente te suenen otras de sus películas como "Gladiator", "En la cuerda floja", "Señales", "Assesinato en 8mm", etcétera.

Su filmografía no es escasa, pero afirma que la película de la que se siente más orgulloso es "Earthlings". Se trata de un documental al que pone la voz en off y que trata, precisamente, de mostrar la realidad que se esconde tras un especismo del que ni nos damos cuenta al tenerlo tan asumido.

 

 

Natalie Portman

Licenciada en psicología por la universidad de Harvard, seguramente la conozcas más por su papel en "Black Swan", que le valió el Oscar a la mejor actriz en 2010. Si no la has visto, entonces igual te suena por su papel como Padmé Amidala en Star Wars, o de verla en "Mars Attacks" o "Todos dicen I love you".

Es vegana desde los 14 años, lo cual no le ha impedido alcanzar la fama en el cine, destacar en psicología, hablar 7 idiomas y estar como un queso.

Si comer carne "es necesario", Portman nos muestra que no lo es para ninguna de esas cosas.

Alanis Morissette

Esta mezzosoprano canadiense, además de deleitarnos con su voz (y personalidad) también ha hecho sus pinitos en el cine, interpretando, por ejemplo, nada menos que al altísimo en la película "Dogma".

Es vegana desde hace años y afirma que desde entonces su salud ha mejorado y han desaparecido buena parte de sus alergias. Si hacemos caso a su testimonio, en caso de que la carne sea necesaria para algo, lo es para estar peor de salud.

Peter Dinklage

Seguramente lo has visto en "Juego de Tronos" interpretando a Tyrion Lannister, pero también como el novio chantajista del muerto en "Un funeral de muerte", o en X-Men, o en "The Station Agent".

Según sus propias palabras, "Me gustan los animales, todos los animales. No lastimaría un gato o un perro, ni a una gallina ni a una vaca. Y no le pediría a alguien más que los lastime por mí".

Moby

Además de un compositor de primera (suya es la banda sonora de Earthlings), Moby es un reconocido activista político y por los derechos de los animales y demás causas en las que participa activamente junto a otros famosos activistas como Michael Moore, Jessica Lange, Michael Mann, y participa en programas de prevención en África.

Lleva más de 25 años siendo vegano y lo tiene claro: "La producción industrial de animales destruye todo lo que toca. Destruye a los animales, a los trabajadores, a las comunidades y a los consumidores de sus productos. Los únicos que se benefician de la producción industrial de animales son los accionistas de las multinacionales".

Una curiosidad: Su tío abuelo fue Herman Melville, autor de "Moby Dick" (de ahí su apodo).


Jared Leto

Tras 20 años siendo vegetariano/vegano, nadie diría que Jared Leto cuenta ya con más de cuarenta primaveras. Además de mantenerlo en una envidiable forma física, su estilo de vida no le impide mantenerse altamente activo, pues no solo es músico (vocalista, guitarrista, bajista, pianista, compositor...), sino también actor, director, productor... Y lo hace bien. Al menos lo suficiente como para haber recibidos numerosos premios por su trabajo.

Como suele ir asociado a estos estilos de vida, Leto ha participado y colabora en numerosos proyectos humanitarios de diversa índole, por lo que no se le puede echar en cara el machacón reproche de "los animales, y las personas qué".


Leonardo Da Vinci

Aunque ya hemos visto unos cuantos famosos contemporáneos, el estilo de vida vegano no es algo de ahora. El genio renacentista, autor de mil ingenios y de la Mona Lisa, no solamente era un vegetariano estricto (el término vegano se acuñó posteriormente), sino que además era activista en ese sentido al punto de adquirir aves enjauladas para poder liberarlas.

No cabe duda de que su estilo de vida no afectó negativamente a su intelecto y tampoco a su salud, pues vivió hasta los 67 años, una edad nada desdeñable para el S.XV.

Si para algo es necesaria la carne, al menos sirva la fértil vida de este genio para mostrar que no lo es para la ingeniería, la pintura, la medicina, la escultura...

 

Pitágoras

Que por algo la dieta vegetariana fue largamente llamada dieta pitagórica.

Y es que como todo el mundo sabe, el autor de las tablas de multiplicar, del teorema que lleva su nombre, de la primera escuela griega que admitió a las mujeres... también estipulaba un estilo de vida libre de sufrimiento animal, no solo en la alimentación sino también en la vestimenta.

Gracias a su escuela, este estilo de vida no solamente fue adoptado por él sino también por sus discípulos.


Nicola Tesla

Últimamente más reconocido, Tesla nos ofreció, entre muchas otras cosas, la corriente alterna. En su honor existe el Tesla, que en el Sistema Internacional de unidades mide el campo magnético B (la densidad del flujo magnético o inducción magnética). También en su honor recibe su nombre el Efecto Tesla de transmisión inalámbrica de energía a dispositivos electrónicos. También contribuyó al desarrollo de la robótica, el control remoto, el radar, la computación, balística, física nuclear...

No parece, por lo visto, que su estilo de vida libre de sufrimiento animal afectara negativamente a su fértil inteligencia, dejando claro testimonio de ello al afirmar que "la matanza de animales es cruel y barbárica".

 

Brian Greene

No todo van a ser guapos contemporáneos o listos pasados. Cierro la lista con un guapo listo contemporáneo, Brian Greene, tal vez conocido por algunos como el presentador de una serie de documentales de divulgación científica llamada "El universo elegante". En realidad no es el presentador de tal serie porque sí. Brian Greene es uno de los mayores desarrolladores de la teoría de cuerdas.

Fue un niño prodigio y resulta innegable que es una mente prodigiosa. Lo sigue siendo. No ha dejado de serlo por ser vegano, y lo es desde hace ya 16 años.

Queda resuelto, pues, que si la carne es necesaria, no lo es para vivir, ni para pensar, ni para rendir... y con Greene, por lo visto, tampoco lo es para presentar documentales.

 

 

Vistos, pues, estos ejemplos... Si la carne es necesaria, la pregunta es... ¿Para qué?