Publicidad
Publicidad
El quinto: No matarás
Actualidad - 16 de noviembre de 2015
Escrito por Consuelo G. del Cid Guerra
 

Me pregunto si Francia habrá hecho un casting a vista de pájaro para bombardear solo terroristas. Si contará los muertos con la misma precisión que lo ha hecho con los suyos. Me pregunto, también, dónde queda la foto del niño sirio muerto en la playa, el horror y el espanto cibernético fácilmente manipulable a través de la imagen, que ahorra sus mil palabras.

 

Fronteras que se abren y se cierran de forma automática y según la conveniencia. Welcome. Los que huyen de las bombas. Los inocentes bombardeados el domingo 15. Se le llama "buenismo" a eso de alzar la voz, decir las cosas claras. Como son. Se le llama -también- izquierda radical, asquerosa y demente. Donde las dan, las toman. Los inmolados no precisan de armas químicas o infraestructura alguna. Se matan para matar. La provocación al irracional genera sangre y más sangre, por Alá. Engendra más violencia camino de Occidente. Al parecer, hay muertos de primera, segunda y tercera clase.

Mientras tanto, los mismos que se escandalizan ante la petición de retirada de crucifijos en los colegios, aplauden el bombardeo francés. No hemos cambiado nada. Aquí están, y ellos son.

España mantiene la alerta antiterrorista en Nivel 4: Riesgo alto. Por la cercanía de los países atacados, el aniversario de la proclamación del Califato del Estado Islámico y demás reservas de los servicios de Inteligencia.

Que los dioses nos protejan. Unos y otros. A todos.